Inicio

Foto

¡Que las diferencias nos enriquezcan a todos!

Piña Palmera Centro de Atención infantil, A.C. es una organización civil legalmente constituida sin interés político o religioso (una ONG) , que desde hace 30 años ha abordado el tema de discapacidad con personas de comunidades rurales (de todos edades), en su mayoría indígenas.

Trabajamos en la costa sur del Estado de Oaxaca con procesos de rehabilitación, inclusión social, información, formación,, concientización. En las acciones que realizamos participan personas con diferentes edades y discapacidades y (Física, intelectual o de conducta, psicosocial, epilepsia ,síndrome de down,sordera ceguera entre otras ),y sus familias sin tener en cuenta la gravedad de la discapacidad, las posibilidades de pagar y/o la etnicidad.

Consideramos que el trabajo con las personas con discapacidad no es una cuestión de bondad, sino de hacer valer sus derechos humanos. La extrema pobreza o los varios problemas sociales añaden al reto de Piña. El eje central de nuestro trabajo es el respeto hacia las diferencias y la formación de una sociedad incluyente.
Los esfuerzos de  Piña  se enfocan en cambiar la manera como la gente local mira las personas con discapacidad,  a través programas   que promuevan cambios de actitud  y del entorno con familias, escuelas y comunidades locales.

Estas  acciones  capacitan a la gente en  cómo usar equipos adaptados y técnicas terapéuticas así como cuidado general de las personas con discapacidad. Luego, niños y adultos con discapacidad se vuelven más incluidos en su vida cuotidiana desde la familia hacia  lo comunitario.

Somos una Asociación Civil, legalmente constituida con derecho a extender recibos deducibles de impuestos para los donativos recibidos.

Desde nuestra fundación han participado en nuestros programas más de 5000 niños y adultos con diferentes discapacidades. Ahora participan 750 personas en nuestros programas (20% niños, 35% jóvenes, 35% adultos, 10 % ancianos)…

Soñamos con una sociedad en donde haya lugar para TODOS y TODAS reconociendo las diferencias y respetándolas.

“Queremos construir un mundo en donde sea menos difícil amar.”
(Paulo Freire, pedagogo brasileño)