Historia

Foto

La Historia

Piña Palmera es una organización de la sociedad civil que desde sus inicios ha trabajado con, por y para personas con discapacidad, llevando a cabo esta labor desde un enfoque social y de derechos humanos.

Fue fundada en 1984 por el señor Frank Douglas (1932-1986), luego de haber detectado la falta de opciones de atención y rehabilitación para los niños/as con discapacidad en la Costa de Oaxaca y las pocas posibilidades de sus familias para responder a estas necesidades. La primera acción fue construir un albergue para niños/as con discapacidad y/o abandonados.

Anna Johansson, de Suecia, asume la dirección del Centro a partir de noviembre 1986, cuando repentinamente falleció el Sr. Frank. En ese entonces vivían en  Piña 19 niños/as, cinco empleados y cuatro voluntarios/as.

En febrero de 1989 nos constituimos legalmente como Asociación Civil y establecimos las primeras relaciones con organizaciones similares en  Sinaloa, con ello se dio pie al primer contacto con un  enfoque de Rehabilitación Basada en la Comunidad (RBC).

 

A partir de 1990 comenzamos a visitar comunidades aledañas y al mismo tiempo a recibir voluntarios/as que ofrecían capacitación constante para la rehabilitación.

 

En 1991 se empezaron a transmitir programas en la radio local de Puerto Ángel (XEPX), en los cuales personal de Piña Palmera comparten hasta la fecha, temas de interés general, tales como: salud, higiene, desarrollo infantil, discapacidad, rehabilitación y derechos humanos, entre otros.

En 1994 se inició con la  estrategia “Rehabilitación Basada en la Comunidad” (RBC), con Flavia Anau, como coordinadora, la estrategia arranco en tres pueblos: Nopala, San Mateo Piñas y Pochutla. Desde este año hemos llevado acabo campamentos de verano cada año, que continúan hasta la fecha, en donde por unos días, las familias que  durante el año se involucran en el trabajo en conjunto con Piña Palmera, asisten y participan en diferentes talleres y actividades.

En el 2000  terminamos  la reconstrucción  de  lo que  fue  dañado  por el huracán  Paulina. En marzo firmamos un convenio con el Gobierno de Japón que financió la construcción de nuevos dormitorios para voluntari@s y participantes, los cuales se inauguraron en el 2001. En este año iniciamos también la construcción del Taller y Tienda de Artesanías con la asesoría de AGIR de Francia.

En un largo proceso de aprendizaje y reaprendizaje, la organización ha creado su propia metodología de trabajo con personas con y sin discapacidad sobre una concepción basada en una ética del cuidado y la justicia social, no en el asistencialismo ni la caridad. Para Piña Palmera el trabajo con las personas con discapacidad y en particular con las personas con discapacidad de las comunidades rurales e indígenas, que son las más excluidas entre las excluidas, es claramente un asunto de justicia social y una asignatura pendiente en materia de derechos humanos que al estado no le ha interesado atender.

La labor realizada en estas tres décadas le ha valido a Piña Palmera reconocimientos por parte de instancias como UNICEF y el Instituto Nacional de Desarrollo Social, entre otros organismos públicos y privados. Así mismo Piña Palmera propuso a Carlos Ríos Espinoza para ser parte del comité configurado por doce expertos internacionales que dieron seguimiento a la aplicación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Ríos fue elegido y ocupó dicha representación a partir de 2009.

Piña Palmera ha acompañado o asesorado a gobiernos y organismos civiles en procesos relacionados con la rehabilitación y empoderamiento de personas con discapacidad en Brasil, Bolivia, Nicaragua, Costa Rica y diferentes estados de México y ha sido invitada a participar en congresos y reuniones sobre discapacidad en Colombia, Ecuador, El Salvador, Francia, Suecia, Canadá y los Estados Unidos. En ese mismo sentido en 2010, Piña Palmera en coordinación con la Organización Mundial y Panamericana de la Salud, así como el gobierno federal y el de Oaxaca, organizó el 2o Congreso Continental de Rehabilitación Basada en la Comunidad, en el que intervinieron representantes de instituciones y organizaciones de 31 países.

En su dimensión de espacio educativo, Piña Palmera ha mantenido relaciones de colaboración para realización de investigaciones, estancias y servicio social con diferentes instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la Universidad Iberoamericana, el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, la Universidad de Scranton (Estados Unidos) y la Universidad de Upsala (Suecia), entre otras.

Tratando de establecer sinergias con otros organismos que trabajan en el campo de la defensa y promoción de los derechos humanos, Piña Palmera forma parte de redes locales, nacionales e internacionales como la Red Discapacidad y Comunidad, la Red Incidencia Civil en la Educación, el Foro Oaxaqueño de la Niñez y la Red de Rehabilitación Basada en la Comunidad de las Américas.

A lo largo de su historia, Piña Palmera ha promovido y acompañado procesos integrales de inclusión, rehabilitación y empoderamiento con más de 5000 personas con discapacidad y sus familias, mayoritariamente pertenecientes a pueblos originarios de la Sierra Sur, Costa e Istmo de Oaxaca.